DIEZ DIAS EN CASTIDAD

Hacía ya casi diez días que estaba cumpliendo la castidad impuesta por Ama Bentley (exactamente la misma cantidad de días desde mi última sesión). Si bien ella me permite tocarme sin acabar, ya había descartado esa opción dado el dolor era mayor si me tocaba.
Por cuestiones horarias (no vivo en España) a veces me es dificil combinar el horario para la sesión, así que cuando la vi en línea y me dijo que disponía de un rato dejé todo lo que estaba haciendo para ofrecerme ante ella.
Me dijo que mientras se preparaba busque unas cuerdas, mis zapatos y jabón de manos.
Lo hice y me desnudé de rodillas a esperar el honor de poder estar bajo su presencia. Mi corazón y mi pene competían por quién latía más fuerte.
Luego de besarle sus pies, y al verla, me invadió la felicidad. Su presencia, su belleza, su poder, su voz… todo genera en mí sensasiones inigualables. Le pertenezco en totalidad.
Para disfrutar con mi sufrimiento, me pidió que me enjabone completamente el pene y lo acaricie despacio… Esto sumado al encanto y sensualidad de mi Ama, me hacía viajar entre el placer y el dolor sin escalas.
Até mi pene como lo ordenó y estuve deseandola, admirandola y honrandola por un rato largo.
Hasta que introdujo su toque de gracia, primero me pateó mis huevos para divertirse con mi dolor, y luego, una vez, expandió mis limites. Me hizo colgar de mi Pene mis zapatos lo que aumentaron el dolor y luego masturbarme mientras me movía para que estos generen un contrapeso… La humillación al ver su sonrisa, su deleite, fue reemplazada por mi felicidad de complacerla y de ser cada día un cerdo mejor para ella.

A sus pies…

Daro

 

r2

 

Si quieres ser mi sumiso…

Y te ofreces para cumplir mis caprichos contigo…

Dirigete a mi, con mucho respeto, de una de las siguientes maneras:

Mail: Jessy_bentley@yahoo.com

Twitter: https://twitter.com/Jessy_Bentley

803 477 028

 

ab2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *